¡Saludos de todos nosotros!

Si estás leyendo este post y tienes más de 12 años, tienes un problema.

Hay un ordenador en tu bolsillo cuyos componentes cuestan menos que un libro de texto. Se puede conectar a la nube desde la cima del Monte Everest.

Pero, ¿sabes cómo funciona tu ordenador?

Todos “sabemos” que  “deberíamos” aprender las habilidades. Somos adictos a nuestros dispositivos, pero no los entendemos. Son bellos pero son totalmente homogéneos.

Por desgracia actualmente el “analfabetismo digital” es como las coles de Bruselas – son buenas para ti pero difíciles de digerir. 

Fundamos *Kano *con el fin de cambiar esta situación. Queremos que cualquier persona, de cualquier parte del mundo, sepa montar un ordenador y que se divierta haciéndolo.

Todo el mundo debería tener la oportunidad de explorar y jugar con la tecnología, especialmente los que antes no podían – ya sea por razones económicas, geográficas o simplemente ¡por miedo!

Nuestro kit de $99, que aparecerá en Kickstarter el 19 de noviembre, es sencillo, divertido y el resultado de un año de colaboración con niños, padres y profesores de todo el mundo. Utilizamos como base la increíble Raspberry Pi y la hacemos accesible para todos.

Kano Levels, nuestros proyectos de software, introducen la programación de una manera que dista mucho de ser aburrida. Puedes diseñar tu propia versión de Pong, hackear Minecraft para construir cosas increíbles, crear un reproductor de música o una aplicación web – compartir tus primeros proyectos, competir y subir de nivel.

Es divertido y gratificante. Como explica Khalid, un niño de nueve años del norte de Londres, “somos niños, y por eso los adultos piensan que nos faltan ciertas cualidades, pero hoy construimos un ordenador y luego creamos un juego utilizando algo parecido al código de Matrix – ¡somos cómo súper niños!”

El 99% de la tecnología del mundo está diseñada por una porción muy pequeña de la población y está dirigida a la misma. Esta situación sólo resulta sostenible en un mundo de dispositivos cerrados. Queremos y veneramos a Steve, pero pensamos que el futuro se diseña alrededor del mundo en los lugares donde es importante – no sólo en Cupertino.

Mi amigo Yontan Raz-Fridman, mi primo Saul Klein y yo, creemos que cualquier persona en cualquier lugar debería poder desatar su creatividad con la tecnología. Puedes ser un genio de la electrónica y DJ, construyendo tu propia estación de radio en Sierra Leona como Kelvin. O un poeta “slam” como Suli, que está usando YouTube para iniciar una revolución educativa. O tal vez simplemente tienes curiosidad.

Necesitamos un punto de partida para todos los que tienen una idea – no sólo los pocos que ya saben que significa “boolean”. Un ordenador hecho en casa que parte de cero, despierta la curiosidad y deja que la imaginación cree y juegue a su propio ritmo.

Las cosas que ya han creado con Kano los estudiantes y profesores nos han asombrado. Mediante juegos divertidos y un excelente diseño, podemos hacer desde el primer el día que la próxima generación empiece a jugar con la tecnología de código abierto. Necesitamos ordenadores que den el control a la gente, a través de la tecnología abierta que nos hace sentir más humanos y que no sólo nos proporciona maneras más rápidas y baratas de consumir.